sábado, 18 de abril de 2009

PINTURA AL TEMPLE

Fra Angelico
1. Virgen de la Humildad
c. 1433-1435
2. Ángel de la anunciación s.f.


El temple es uno de los medios pictóricos más antiguos. Los primeros registros provienen de Grecia y de Egipto en la región de Fayum, fechados en el siglo I a.C, pero es justamente, en el periodo de la Edad Media cuando más se utilizó este medio para la pintura de iconos.

Simone Martini
Retablo de la anunciación
1333




Entre los siglos XII y XV alcanza el refinamiento y la estandarización que conocemos hoy en día. Fue un medio muy utilizado entre los artistas del bajo renacimiento como Giotto de Bondone, Duccio di Buoninsegna, Simone Martini. Uno de sus mayores exponentes es Fra Angelico.




Duccio di Buoninsegna
Madona con Ángeles y Santos
1308 - 11

A finales del siglo XIX y comienzos del XX, se produjo un resurgimiento del temple al huevo en Inglaterra, Alemania y Estados Unidos. Los artistas comenzaron a estudiar las traducciones del Il libro dell´Arte (El libro del arte), tratado de Cennino Cennini escrito a finales del siglo XIV y que se publicó justo por aquel entonces. Además, se empezaron a poner a la venta medios preparados para el temple al huevo, aunque los pintores que utilizaban la técnica prefirieron preparar sus propias pinturas. (Margaret Krug)
El temple es un tipo de pintura que utiliza el huevo para conseguir un medio pictórico muy adherente y de larga duración. Se caracteriza por su color puro y transparente, su luminosidad y brillo. La intensidad y la transparencia del temple se logran a través de la aplicación gradual y controlada de las capas. Las superficies más apropiadas son las tablas suaves y rígidas, o los paneles entelados, con frecuencia imprimados con capas de yeso blanco. Cómo ya lo habíamos mencionado la aplicación de pintura al temple se remonta a la antigüedad. La yema de huevo fue empleada, en la Edad Media, como lo menciona Cennini, por sí sola y diluida con agua, para pintar cuadros y paredes. Agua, yema de huevo y pigmento eran suficiente para crear una capa firme y resistente. Pero de igual forma en las antiguas recetas italianas se encuentra la aplicación de otros productos como el jugo de retoños de higuera, para hacer la mezcla más fluida. Hoy en día el temple de huevo, al igual que en siglos pasados, se refuerza con componentes oleosos como aceite de linaza, barniz dammar, barniz almáciga, para su mejor adhesión a todos los fondos.

Clasificación de emulsiones según G.S.W Clayton

1. W.O : agua y aceite. (Contienen aceite en exceso y no se mezclan en agua. ) Reciben también el nombre de temple al óleo.
2. O.W : aceite en emulsiones acuosas. (se mezclan en agua en todas las proporciones y corresponden a los temples usados desde la antigüedad)
(Max Doerner)

BIBLIOGRAFÍA
KRUG, Margaret. Manual para el artista. Medios y técnicas. Barcelona. Blume editores, 2008.
JENNINGS, Simon. Manual del color para el Artista. España. Blume editores, 2005
DOERNER, Max. Los materiales de pintura y su empleo en el arte. Barcelona. Editorial Reverté, 1947


2 comentarios:

  1. No me quedó claro la utilización de la yema del huevo en la receta inicial. Lo que presumo es que las dos recetas presentadas, se complementan entre sí. Favor explicar desde el principio el proceso.

    ResponderEliminar
  2. Hola, que pena la demora para responderte, ahí va la aclaración. En la primera receta se utiliza sólo la yema de huevo, a este se le agrega agua destilada en una proporción de 1 a 1. (una parte de yema por una de agua). Este aglutinante lo puedes mezclar con el pigmento.

    Opción dos: utilizar todo el huevo agregándole una medida de aceite espesado o barniz de resina, mezclar bien, y agregar una parte de agua poco a poco y volver a mezclar. (es poco usual usar el huevo completo, pero vale la pena experimentar nuevamente con una receta que se usó en la antigüedad)

    En la opción dos se utiliza agua y aceite, yo creo que puede resultarte mejor para empezar, por lo que te recomiendo que al momento de romper el huevo tomes la mitad de la cáscara para hacer las medidas. Utiliza sólo la yema, y con la cáscara mide una de aceite, mezclas y luego agregas un segunda medida de agua.

    Espero que te ayude esta información, me comentas cualquier cosa.

    ResponderEliminar